EL VALOR DE UN VOTO

Hoy es el día de las elecciones. No creo que sorprenda a nadie con esta afirmación, porque esta campaña ha sido muy larga, mucho más de los días oficiales, que marca la ley electoral, y todos la hemos sufrido.

¿Pero cuanto vale un voto? ¿Valen todos los votos lo mismo?

En teoría valen lo mismo, pero en la practica no es verdad.

El numero de votos para conseguir un escaño es diferente en cada comunidad. En las grandes ciudades para conseguir un escaño, hay que tener muchos más votos que en las pequeñas, luego en estas (las pequeñas) un voto vale más.

También puede parecer injusto, que un voto de un catedrático de la universidad, experto en economía y en leyes, que esta al día de lo que pasa en España, valga lo mismo (realmente vale menos) que el de un campesino de la isla del Hierro, que no lee nada, ni siquiera un periódico (no sabe leer), no escucha la radio y su única fuente de información es el telediario de Televisión Española, (esto es solo un ejemplo ilustrativo, por favor que nadie se de por aludido).

Es verdad que es injusto, pero es el menos malo de todos. Sería imposible valorar cada caso para determinar su peso especifico en la votación.

Pero ¿realmente vale la pena perder el tiempo e ir a votar?.

Voy a copiar un trozo de un libro que me ha recomendado un amigo (muchas gracias amigo)

  “Un voto tiene tan pocas posibilidades de marcar la diferencia que casi no merece la pena la incomodidad de cruzar la calle para ir a la mesa electoral. Aun así la gente vota por lo que el voto expresa sobre quienes somos. Los votantes se toman en serio su condición de ciudadanos , cumplen sus obligaciones y aprecian en su justa medida la libertad política.(…) Cada vez que elegimos damos un testimonio de nuestra autonomía, de nuestro sentido de la autodeterminación.(…) Una buen manera de ilustrar la función expresiva del voto es la historia de dos politólogos (expertos en política) estadounidenses que se encontraban en Europa en un día de elecciones en su país. Hicieron juntos un trayecto de tres horas en coche para depositar votos por correo, a sabiendas de que apoyaban a candidatos opuestos y de que, por tanto, el voto de uno anulaba el del otro.” 

La persona que no vote, luego no tendrá autoridad moral para criticar al Gobierno que salga elegido en las urnas, pues con su actitud pasiva, ha dejado que los demás tomen una importante decisión por él.

No dejes que los demás decidan por ti, vota a quien tu decidas, pero vota y cumple con tu obligación. Y no pienses que tu voto no conseguirá nada, pues es la suma de un montón de personas como tu, lo que hace que salga elegido uno u otro. 

Un saludo desde Madrid.

Anetimon.wordpress.com

Una respuesta a EL VALOR DE UN VOTO

  1. volare dice:

    !Qué razón tienes! Es tan importante ejercer un derecho del que podemos disfrutar gracias a que muchas personas previamente han luchado sin que ni siquiera ellos/ellas mismas hayan tenido el privilegio de gozar de él. Igualmente no podemos permitirnos el lujo de ignorar este derecho ya que todavía hoy hay muchos ciudadanos que viven/mueren por disfrutar de un régimen democrático como el nuestro.

    Feliz día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: