CAMBIO DEL NOMBRE DE LAS CALLES

Últimamente han aparecido, y es la enésima vez, noticias sobre la intención de algún ayuntamiento de cambiar el nombre de una calle, y sustituirlo por otro, más moderno y que sea políticamente correcto.

Parece ser que los concejales y demás personal que pagamos en las diferentes administraciones no tienen mejor cosa que hacer que dedicar su tiempo, y nuestros impuestos a cambiar el nombre de las calles.

Desde siempre esto se ha hecho, para deshacer lo que los anteriores habían hecho, para recordar a sus ídolos o mártires, para fastidiar al contrario o por simple idiotez.

A veces es una simple anécdota, otras llega a un extremo que se convierte en absurdo.

Es verdad que ponerle el nombre a una calle es, en cierta manera, ensalzar al personaje que se le adjudica dicho honor. También depende de la calle y del barrio al que se le coloque la placa, pero vamos a considerar que todas las calles son respetables.

En algunos pueblos se les pone el nombre de asesinos etarras (cosa que rechazo completamente)  aunque últimamente parece que hay una reacción contra este tipo de nombramientos.

Quitando estos últimos nombres, creo que recordar a personajes que han formado parte de nuestra historia no debería herir a nadie.

Para la persona seguidora o a favor de ese personaje, sería un motivo de orgullo  recordarla y para el que la desprecia, sería un motivo para no olvidarla.

Es verdad que de esta manera cabrían todas las personas y personajillos dentro de este saco, así que habría que ponerle un límite, para evitar asesinos, delincuentes y gente indeseable. Además con un poco de imaginación existen cantidad de nombres “políticamente correctos” para poner a las nuevas calles.

Me parece una tontería perder el tiempo y el dinero en estas cosas, sobre todo con la que está cayendo, claro que como cortina de humo si que es útil. Podemos dedicarnos a discutir que nombre le ponemos o quitamos a una calle, mientras la crisis económica se va comiendo todo. Miramos a otro lado, y como ojos que no ven, corazón que no siente.

Señores que cobran de nuestros impuestos, dedíquense a gobernar, a arreglar nuestros problemas, a resolver la crisis, a mejorar la seguridad, a crear puestos de trabajo, vamos, a cientos de cosas que hay que hacer antes que cambiar el nombre de una calle.

Ya sabemos que el pueblo que olvida su historia está condenado a repetirla, pero no por ponerle o quitarle el nombre a una calle vamos a hacer desaparecer a un personaje de nuestra historia.

Un saludo desde Brasil.

Anetimon.wordpress.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: